garnata04

10 cosas que nos han pasado a los traductores novatos

Muchos de nosotros nos hemos visto en situaciones que son comunes en el día a día del traductor o lo fueron en algún momento. Si bien es cierto que a veces queremos matar a alguien por ello, también son sin duda anécdotas de nuestra vida cotidiana que acabamos compartiendo con nuestros conocidos y por qué no, también con la gente del gremio para acabar consolándonos los unos a los otros. Sí, sí, ya lo sé, “mal de muchos, consuelo de tontos”.

1) Que los clientes “se suban a la chepa”

tumblr_liucj0NfOG1qi3n3go1_500

¿Cuántas veces nos habrá pasado que fijamos el precio de una traducción y al final acabamos bajando el precio porque al cliente le ha dado por regatear?

“¿Por qué no me haces precios anticrisis?” “¿No podrías tener la traducción para ayer?” “¿Y si me haces una rebaja por ser el amigo de tu primo Juan?”

Tenemos que tener muy claro hasta dónde queremos llegar con un encargo. Al principio es cierto que necesitamos facturar, pero por nada del mundo acabéis sufriendo por los encargos que hacéis por el mero hecho de que los clientes piensen que somos máquinas de traducir y que podemos tener listos en menos de 24 horas documentos infinitos.

No se trata de rechazarlo todo,  pero tampoco de acabar arrepintiéndote de lo que haces. Recordad, nosotros decidimos. Si se quiere algo urgente, tiene un recargo adicional y si no te gustan mis precios, hay miles de traductores a los que preguntar.

2) ¿Qué precio le pongo a algo que antes no he hecho?

A veces acabamos preguntándonos entre traductores qué cobrar en ciertos encargos cuando tenemos menos experiencia, encontrándonos luego en el dilema de si hemos propuesto un presupuesto muy elevado cuando no nos lo aceptan. “¿Me habré pasado con lo que he pedido?” O luego en sentido contrario, “¿no le habré pedido muy poco para lo que conlleva este encargo?”

Son cosas que pasan siempre pero que van despareciendo con los años de experiencia y poco a poco los presupuestos se van amoldando al trabajo y tiempo que le dedicas a tus encargos. Para calcular un presupuesto aproximado que se ajuste al trabajo que he realizado yo intento calcular el número de horas que conlleva la traducción y le pongo un precio a cada hora que puedo pasar delante del ordenador traduciendo.

3) Encontrarte sin un duro cuando en realidad te deben el sueldo de un mes

¿Por qué narices la gente no paga cuando se ofrece el servicio? Y digo yo, ¿no pagamos a la salida del supermercado cuando vamos a comprar? Una de las soluciones de muchos traductores es pedir el pago por adelantado o al menos una parte, el problema es que muchos de los clientes no están de acuerdo en pagar con antelación y si trabajas con una agencia normalmente ésta fija la fecha de pago de la traducción.

4) Llegar a acosar a un cliente para que te pague la factura

oie_XnVhehW73m2r

Una vez hasta llegué a pensar que debía comprarme un frac y aparecer en la casa del tipo para que me pagara lo que me debía desde hacía meses. Afortunadamente, mis mensajes insistentes consiguieron mi objetivo. No desesperéis, En el Blog del Traductor Jurado encontraréis 9 consejos para conseguir que te paguen siendo traductor. Espero que no tengáis nunca que usarlos.

5) “¿Me doy de alta como autónomo/a?, ¿cómo lo hago?”

Y llega uno de los momentos más importantes de tu vida y decides comenzar, como dice nuestra compañera Sáhara, “con la pesadilla contributiva”. Si has decidido hacerlo y no sabes cómo, te recomendamos el blog Traducinando, en el que se explican con todo detalle cómo darse de alta como autónomo, hacer la declaración trimestral del IVA y otros papeleos varios.

6) Hacerte un encargo que nunca recojan

De los creadores de “hazme una rebajilla” y “la semana que viene te pago”, llega a nuestros cines “tradúceme esto que yo luego me doy a la fuga si al final no necesito tus servicios”.

Esta modalidad en concreto aún no me ha ocurrido (cruzo los dedos), pero sí a una compañera a la cual dejaron tirada con una traducción jurada que nunca entregó.

¡Nuestro tiempo es oro señores y señoras!

7) Errores infernales de formato

500full

¿Alguna vez os han enviado unos subtítulos que debéis traducir y estos no pueden leerse cuando los abrís en el programa? Esto es algo bastante común en los traductores audiovisuales. Si el problema va más allá de cambiar la lectura del formato en el programa que estés utilizando, mucha gente recomienda utilizar las últimas versiones de Trados para que no ocurra con tanta frecuencia.

8) Que la impresora no funcione

oie_ceL7hXIqOIbR

Y de nuevo los traductores jurados se habrán arrancado los pelos de la cabeza alguna vez porque la impresora no les funcione y tengan que entregar algo ya. Yo creo que habré perdido años de vida peleándome con la de casa.

Si necesitáis imprimir con bastante frecuencia aconsejo ahorrar algo de dinero y comprar una impresora más o menos decente que tenga también escáner. En nuestro caso, en el Coworking hemos descubierto la nueva era de la eficiencia de la impresión, qué haríamos sin nuestra impresora…

9) Quedar con un cliente en la plaza X de tu ciudad porque no tienes oficina

Yo he llegado hasta a aparecer con mi perro para “matar dos pájaros de un tiro” y darle el paseo de rigor. Si es que somos más chulos que nadie y hacemos cuatro cosas a la vez donde nos pongan… ¡Eso sí que es adaptación al medio y lo demás son tonterías!

10) Que digas que eres traductora-intérprete y den por hecho que algún día serás una actriz famosa


Creo que sobran los comentarios…

¿Tenéis más anécdotas que os hayan ocurrido en el ejercicio de la profesión? ¿Creéis que tenéis la solución a alguno de nuestros problemas más comunes?

¡Déjanos tus comentarios!

Julia Ríos
Amante de las lenguas y viajante cuando las circunstancias me lo permiten, me decanté por el francés y el chino como lenguas extranjeras, aunque aún sigo luchando por erradicar mi “Spanglish” durante el tiempo libre. Mis años de estudio parecen no tener fin, por lo que escribiendo creo que podremos compartir conocimientos, experiencias e inquietudes sobre el mundo de la traducción y el aprendizaje de las lenguas.

¡Comenta este artículo!

Posted in MIscelánea and tagged , .